jueves, 10 de marzo de 2011

NATURAL CUBE - PARADISE

Paraíso

Descripción de Paraíso


Para poder crear una descripción de un paraíso hay que analizar lo que significa este concepto a día de hoy en un mundo donde las tendencias cambian antes de ser masificadas y estas, a su vez, difieren dependiendo del individuo con el que hablamos. Con lo cual, la masificación de tendencias o de maneras de pensar, estará casi siempre frenada por la mezcla de individuos que van actualizando estas tendencias a un ritmo muy alto. Antes del movimiento moderno, había menos tendencias pero más frecuentes y estas abarcaban a la mayoría de la población. Y mucho antes del movimiento moderno había muy pocas tendencias pero abarcaban a casi toda la población, e incluso, estas maneras de pensar estaban vigiladas por diferentes leyes sociales que te obligaban a pensar de ese modo. Hoy en día el mundo se ha “atrevido a saber” y esto a hecho que las tendencias se individualicen en vez de generalizarse eliminando aquellas leyes sociales y tiranos que intentan imponer sus propias maneras de pensar sin que estas sean aceptadas por la sociedad. Gracias a las diversas maneras de pensar que diferentes individuos han dado a nuestro mundo hemos podido definir mejor varios conceptos que desde antaño tenemos y uno muy importante es el paraíso.

La idea de paraíso cambia según la tendencia con la que se mire. Hoy en día el paraíso puede ser difuso y abstracto ya que la variedad de tendencias que influyen en nuestra sociedad es muy alta. Las predisposiciones de cada individuo serán las que definan un paraíso y por lo tanto estos paraísos van a ser múltiples. Dicho esto, queda claro que el paraíso de Pepe será diferente al paraíso de George o al de Marwan o al de Chan. Entonces surge la pregunta de qué es el paraíso.

Hoy en día el paraíso no tiene porque ser un lugar como creen las tendencias clásicas, ni tampoco hace falta finalizar el recorrido de la vida para poder disfrutarlo, es más, no hay un proceso de selección sobrehumano que indica cuando o quien puede o no sentir el paraíso. En el paraíso se puede estar durante unos instantes y luego salir. Para llegar al paraíso absoluto es necesario tener un estado de plenitud máximo a todos los niveles sensoriales y la satisfacción mental necesaria, de manera que, el equilibrio entre lo natural y lo artificial del individuo se consigue y resultan en el limbo o nirvana o en el paraíso, dependiendo de como lo queramos llamar. Llegar al paraíso de forma controlada y premeditada es muy difícil, aunque hay poca gente que lo ha conseguido. Yo tuve la suerte de tener un profesor que nos contó como fue su plenitud máxima.

Se trata de uno de mis profesores de Inglés que tuve en el colegio, Earl Freeborn. Es un hombre religioso y de Estados Unidos, cinturón negro y segundo Dan de Taekwando cuya cultura y tendencias se distinguen claramente desde la lejanía. Este individuo decidió aislarse del mundo para poder crear su propio paraíso en Alaska. El buscaba aquel placer espiritual que muchos de sus ídolos habían encontrado con diferentes experiencias como la que el iba a tener. Con la comida justa, una tienda de acampar, unos bolígrafos, un cuaderno en blanco y una caña de pescar, mi profesor se había aislado a las orillas de un lago en Alaska durante el verano para alcanzar su paraíso. Y así fue, esa mezcla de placeres le mantuvieron en el Limbo durante alrededor de un par de semanas. El contaba que los primeros días uno tiene todos los placeres necesarios pero hasta que la mente no alcanza la satisfacción necesaria uno no entra en un paraíso absoluto. También nos dijo mi profesor que la sensación el ya la había sentido antes pero durante instantes muy cortos y nunca de una manera tan controlada como esta vez. Hay momentos en que se produce esa combinación de sensaciones y pensamientos dando instantes de placer absoluto como en un orgasmo, por ejemplo. Pero mi profesor no tenía su isla bien aislada ya que al cabo de unos meses de viaje a la orilla del lago, un día por la mañana, se acerco a pescar cuando desde lo lejos se acercaba un barco de cincuenta metros de largo y a motor de combustible que en su costado ponía GREEN PEACE. Estos intrusos tuvieron la vergüenza de alejar a mi antiguo profesor de inglés de su isla y paraíso quitando el placer de pescar y acampar a orillas de un lago de Alaska. No hizo falta moverlo de lugar para quitarle su paraíso sino que ya no estaba aislado. Mi profesor tiene la idea de que para alcanzar el paraíso se debe de aislar del resto de la gente, ese era su factor aislante y se lo rompieron. Aparecieron personas. Además de personas también empezaron a aparecer condicionantes como el de prohibir la pesca. Mi profesor tuvo que volver a su vida para buscar momentos paradisíacos como los de antes.

Con esta historia me atrevo a decir que es imposible estar en plenitud máxima eternamente. Lo posible es hacerlo durante unos instantes, durante algunos meses, o durante una época de tu vida pero es evidente que algo habrá en algún momento que te saque de tu paraíso sea por falta de placeres o de equilibrio mental, a veces es por falta de aislante. Para estar en plenitud máxima es necesario estar aislado pero no tiene porque ser aislado físicamente ni socialmente. Uno puede estar acompañado de sus amigos y sentir el paraíso. Uno puede estar con su grupo de música favorito y sentir el paraíso. Sin embargo uno tiene que estar aislado de las tendencias, de los prejuicios, de los clichés, de las reglas y leyes o de las predisposiciones culturales que cada individuo siempre lleva consigo. Sino, no podrás estar en el paraíso.

Para concluir voy a dar una definición de los que es para mí un paraíso y con ella crear una imagen de una escena o momento paradisíaco personal.

Paraíso: Combinación de circunstancias físicas, espaciales, sensoriales y mentales que dan lugar a la máxima plenitud natural y artificial (corporal y mental) durante una cantidad de tiempo indeterminada.




A continuación una explicación gráfica del texto anterior. Cada color representa una variable diferente. Es decir una situación que produce placer. Cuando se mezclan diferentes situaciones se empieza a crear una superposición central de situaciones que se acercan al paraíso. Sólo aquellos instantes que aglomeren un máximo de situaciones placenteras serán los paraísos. Nunca hay que olvidar que el placer es un estímulo de una zona específica de nuestro cerebro. Hay varias cosas que producen placer dependiendo de la cultura e influencia de tendencias que cada individuo lleva consigo. Cuando coinciden un cúmulo de placeres en un mismo espacio-tiempo esto acerca al individuo a su paraíso.




Una imagen que se aproxima a un instante paradisíaco. En Central Park se contrasta (artificialmente) la naturaleza con la mente humana. Podemos ver ese parque tan natural, en pleno centro de Manhattan. Dentro de Central Park uno se siente aislado, protegido de toda influencia aunque este rodeado por la propia ciudad. Esa imagen de balance entre naturaleza y artificio siendo la naturaleza rodeada por el artificio pero consiguiendo seguir siendo naturaleza. Uno se siente protegido, aislado del consumismo, aislado de todo tipo de democracias y globalizaciones, pero en cambio, esta rodeado por ella. El aislante es difícil de encontrar si uno sigue buscando los elementos físicos para crear la metáfora. El aislante es la propia naturaleza que te defiende de la ciudad. Sus ruidos de pájaros, el agua, los árboles, los olores, el viento... Mi paraíso es una isla que vive gracias su aislante. Me encuentro rodeado de amigos y de comida que me gusta para que las condiciones de placer aumenten y se superpongan en este lugar del parque. En esta isla (mi paraíso dentro del parque) dentro de otra isla (central park) que está a su vez en un isla (manhattan) dentro del mundo.


lunes, 25 de enero de 2010

Trabajo B: Mi plaza de Toros...



Al adentrarnos en la problemática del enunciado nos damos cuenta de que tenemos varios condicionamientos previos que no son variables. Al ser una plaza de toros, el diámetro del ruedo debe de estar entre los 45 y los 60 metros. También tiene que haber una serie de instalaciones y servicios que no tienen mucho más uso que el del evento taurino (corrales, mataderos, toriles, taquillas, etc). Además se pide que la plaza funcione como un edificio polivalente y se puedan celebrar en ella todo tipo de espectáculos de ocio y reuniones de gente con un aforo de 8000 personas como mínimo. Estamos hablando de unas reglas pre-establecidas que casi van a dar forma al edificio y esta forma variará o no dependiendo de las decisiones de proyecto que se tomen. Decisiones que deberán tener algún proceso o estudio por detrás que cercioren la coherencia del proyecto.
Metiéndonos en el mundo de las plazas de toros, nos damos cuenta de que una plaza de toros es un edificio muy específico y cargado de ornamentación y simbolismo. Se convierte en sí mismo en un símbolo y edificio singular en su entorno. La plaza tendría una altura de entre 15 y 20 metros superando la altura de los edificios a su alrededor y tapando las vistas y el sol de los vecinos. También la plaza se convierte en una barrera de aproximadamente cien metros obligando a la gente a rodear la plaza y separando visualmente un lado del otro alrededor de toda la circunferencia. Esto es al fin y al cabo contaminación urbana. Además, es un edificio con un presupuesto muy alto y se trata de una inversión a largo plazo, con lo cual, una plaza de toros singular, con el paso de los años puede quedar pasada de moda por diferentes razones sociales, políticas, culturales, etc. Y esta resultar siendo además de contaminación urbana, residuo urbano. Con esta observación hecha, es preciso recordar que el metro pasa por al lado de la parcela donde se encuentra la plaza existente y la estación de metro también está a escasos metros.
Por la salida del metro sale gente diariamente y lo hará durante bastantes años. La idea de que la gente del metro salga por el edificio de la plaza me vino a la cabeza. Esto implicaría enterrar la plaza de toros para resolver la conexión entre metro y plaza. Este cambio de plano resolvería todos los problemas urbanos que pueden causar la caducada imagen o el abandono de una plaza de toros en la ciudad. Es la misma razón por la que se entierran los metros. La cubierta sirve como espacio urbano. En este caso se convierte en un parque con un hueco desde donde se puede ver el ruedo que llamaré “piscina”. Esta circunferencia que aparece en el nivel del suelo tendrá 45 metros de diámetro. El edificio ya no es aparentemente una plaza de toros desde la calle sino que se trata de un parque completamente diáfano y con caminos peatonales.
La primera referencia que tuve en mis manos fue una obra hecha por el arquitecto francés Dominique Perrault. El velódromo y piscina, en Alemania, es una obra desde la que se pueden sacar varias ideas para hacer una plaza de toros enterrada. Si recordamos las palabras de Perrault “Utilizo la desaparición, para que un proyecto no se transforme en un obstáculo.” Esto me lleva al campo de la arquitectura invisible que mucho tiene que ver con hacer una excavación para esconder una plaza de toros. No sólo se esconde, sino que da un uso público alternativo en su cubierta. Un aprovechamiento de la superficie bastante significativo ya que además de significar espacio público también es la solución a parte de la problemática. La barrera de aproximadamente cien metros diámetro ahora sólo sería de cuarenta y cinco. Es una distancia mucho menos condicionante a la hora de obstaculizar en el entorno urbano. Además es una “piscina” que no cambia la forma del paisaje que percibe el ciudadano de a pié. Es un hueco que está en el mismo nivel que la superficie y casi no se percibe al menos que uno se acerque a él. Con el paso del tiempo es difícil que un edificio como este manche el paisaje urbano y del parque de La Marina (parque donde se encuentra la plaza) ya que no se puede ver.
La primera idea se ilustra en un dibujo del paisaje de la plaza donde se puede ver una vaga toma de decisiones aunque un proyecto con mucha fuerza. Es una idea que responde, a mi juicio, muy bien a la problemática urbana y da a los vecinos de San Sebastián de los Reyes un nuevo parque en el casco de la ciudad. A la vez permite dar al edificio un nuevo uso ya que el continuo paso de la gente está afianzado gracias a la conexión con el metro. Entonces, la idea de enterrar la plaza a primera vista parece una barbaridad aunque yo apostaré por ese camino. Veamos a que soluciones y herramientas tendré que recurrir para hacer esta idea posible.
Igual que Peter Eisenman en sus primeras casas, la importancia que yo le voy a dar al proceso de diseño del proyecto es fundamental. Al tratarse de mí, un estudiante de arquitectura de tercer año, este proceso va a estar dirigido y producido por mí, pero corregido por mis profesores. Obviamente es un proceso de correcciones de proyecto necesario y que ayudará a mejorar este en todo caso. El proceso, muy académico, consiste en una primera idea que se arquitecturiza poco a poco con las correcciones de clase.
Teniendo en cuenta el entorno y la situación, debemos tomar algunas decisiones sobre el programa del edificio. Este, además de tener todas las necesidades taurinas y de espectáculo, también tendrá una serie de locales comerciales conectados a la salida y entrada del metro. Recordemos que todo, absolutamente todo estará debajo del nivel del suelo con lo cual nos encontramos con una problemática inicial muy provocadora. Hay que bajar los toros al ruedo, y los corrales deben estar en el nivel del ruedo. Además, el evento del encierro taurino implica la entrada del toro desde la calle al ruedo y esto obliga a que haiga una conexión directa entre calle y ruedo. Los pasos del proceso fueron cruciales para llegar a la proyección de una rampa que comienza a decenas de metros de la plaza en la última calle del encierro. Es una pendiente del seis por cien y hay que salvar alrededor de 15 metros de altura. Una rampa larguísima que al estar en la calle se tiene que tapar cuando no se celebren eventos en la plaza para poder dar funcionamiento al uso de la calle. En el mismo eje y justo al otro lado del ruedo se encuentra la entrada de gente pero esta no llega hasta el ruedo sino hasta la mitad de las gradas.
Al estar enterrado hay que tener el máximo rigor en cuanto a escatimar la cantidad de profundidad. Si el vaso central está enterrado del todo pero los platos perimetrales sólo llegan a la mitad del vaso, esto ahorraría mucho en términos de costos. Los planos de la plaza ganan este rigor a lo largo del proceso del proyecto.
A la hora de decidir cómo debe de ser la distribución espacial de los locales comerciales y el resto de servicios de la plaza me he visto obligado a utilizar una estructura poco compleja y muy simple. Esta tiene que permitir un voladizo de alrededor de 20 metros siendo este una cubierta transitable. Se trata de una serie de vigas radiales que sujetan el voladizo y deberán estar a 5 metros de separación. Estas vigas se iban a sujetar con pilares pero pasaran a sujetarse con muros armados que también sirven de cortinas para separar espacios por su distribución radial y simétrica según el eje de las puertas de la plaza. Como se trata de un elemento enterrado, el alzado se terminará resolviendo como una distribución diáfana de elementos de un parque urbano. La barandilla de la “piscina” también será un elemento importante en el dibujo del alzado. En planta, la forma será la de un círculo con dos cuñas principales (eje de simetría de la estructura) que penetran la circunferencia de la plaza cruzando hasta el ruedo.
Se trata de una propuesta arriesgada en cuanto al jurado del concurso. El gremio taurino es muy conservador en cuanto a al diseño de nuevas plazas de toros. Un enterramiento de esta envergadura tiene que dar a cambio a los propietarios algo más que una solución urbana. El buen funcionamiento y las ganancias de los locales comerciales no son suficiente argumento tampoco para convencer a un jurado tan impenetrable.
Creo que estoy teniendo en cuenta que este proyecto es un proyecto universitario por eso debo intentar tener la máxima libertad creativa dentro de los límites que marca el proyecto. Siento que es una propuesta muy arriesgada que se debe llevar a cabo con mucho rigor para intentar así aproximarme a un resultado eficaz. Creo que al desarrollar ideas arriesgadas y difíciles como esta, y al meterme en un área desconocida para mi, aprehendo sobre todo, un nuevo campo, como es el de enterrar un edificio tan grande como una plaza de toros.
Hay varias razones políticas que también podrían acompañar el argumento de enterrar una plaza de toros. Se trataría de una plaza de toros única. Ninguna plaza de toros en el mundo es así. Esto, además de convertirla en un edificio internacionalmente singular, se convierte en una nueva invitación a la sociedad para que conozca el mundo taurino. Una plaza con un parque encima y el ciudadano de a pié se puede acercar a ver el encierro desde el nivel del parque. Esto despertaría muchísimo el interés del público en ir a ver la plaza y a la vez a conocer el espectáculo taurino. Hablamos de un edificio capacitado para celebrar cualquier tipo de espectáculo, situado a escasos metros del aeropuerto de Barajas, y muy cercano a la urbe de Madrid centro. Un edificio como este, bien resuelto, sería una construcción única que podría llegar a tener mucha importancia en la arquitectura y el urbanismo así como convertirse en un hito. Y este hito sería la mejor respuesta para la ciudad. Al fin y al cabo responde a la sociedad dando un parque y consiguiendo la nula contaminación del entorno.
Hasta ahora, la arquitectura es para mí, la materia donde se estudia cómo crear aquellas ideas donde interviene el espacio habitable. La mejor manera de llevar a cabo este estudio es reuniendo la mayor cantidad de conocimientos posibles de nuestra sociedad. Y si queremos que estos “estudios de cómo crear” o mejor dicho, “proyectos”, sean eficaces, hay que proyectar respondiendo en cuanto más se pueda a la sociedad. Por eso a veces, hay que olvidarse de la parte artística del proyecto y tener más en cuenta la funcionalidad constructiva y espacial. En cambio hay otras veces que puede prevalecer la maestría artística del arquitecto resultando en proyectos llenos de relaciones simbólicas con la sociedad. De las dos maneras se responde a nuestra civilización. Con un proyecto como el de La Plaza de Toros de San Sebastián de los Reyes, a primera vista, parece que la mejor respuesta es la clásica plaza de toros con una gran cantidad de instalaciones que la convierten en un edificio polivalente y a la vez clásico. Sin embargo, si se profundiza en cómo se puede responder mejor a la sociedad con un edificio como este, a lo mejor, conviene apostar por la funcionalidad.
¿Pero que es lo que hace a un edificio eficaz en su composición artística? ¿Por qué el proyecto de Dominique Perrault es efectivo y próximo a ser sublime? Hoy en día esa belleza se encuentra cruzando diversos factores. Cuando la belleza deja de depender sólo de la forma, y con ella empezaría a entrar en juego el entorno, esta deja su significado y pasa a ser algo mejor que bello, más bien, extraordinario, y si además, se le incluyen otros factores, incluso más modernos como por ejemplo: sociedad, paso del tiempo, relaciones, etc, entonces entramos dentro del campo de lo sublime. Con esto dicho, puedo pasar a analizar cómo intentar conseguir juntar todos estos factores de manera sublime. Se trata de entorpecer lo menos posible el entorno y por eso el enterramiento. El hecho de enterrar el edificio y que su superficie sea utilizada con un uso público lo convierte en “arquitectura invisible” que por definición no puede ser bella ya que no hay forma a la que responder. Con lo cual estamos en un campo fuera de lo ordinario que como he dicho antes se llama “extraordinario”. ¿Y podría alcanzar mi Plaza de Toros el nivel de sublime?
Sin atreverme a responder a esto simplemente analizaré el trato que tiene mi proyecto con los factores del paso del tiempo, la sociedad y las relaciones y que juzgue otro cuanto se aleja o se acerca una plaza de toros enterrada al nivel de sublimidad. Que mejor que citar a David Nash y su Wooden Boulder para analizar el significado del paso del tiempo dentro del arte. Es una piedra que tiene que estar hecha de madera para que su recorrido por el mundo quede trazado, para que su movimiento deje una huella en sí misma, para que el tiempo le dé su forma. La cubierta de la plaza de toros será un parque con vegetación. Un parque que en vez de sufrir los arañazos que recibía “Wooden Boulder”, más bien recibirá la forma que los ciudadanos de San Sebastián de los reyes le acaben dando. Depende del próximo alcalde de que el parque siga siendo parque, mejor dicho, depende de la sociedad. En todo caso, siempre habrá libertad de cambio, mientras que con una plaza de toros regular, no la hay. Y si la sociedad, ayudada del tiempo, es quien le da la forma a la superficie de la plaza como hace el arroyo con la piedra de madera, entonces entramos en el campo relacional. Sería Nicolas Bourriaud el que habla en “Estética Relacional” de cómo la obra artística moderna intenta producir relaciones. Relaciones entre espectador y artista, entre artista y su propia obra, entre obra y espectador, entre espectador. Veo en la plaza de toros un paradigma con las obras de las que habla Bourriaud ya que esta plaza va a permitir relacionar la sociedad al máximo entre individuos en un parque, y además, permitirá relacionar a estos individuos con el propio edificio.Para terminar he de decir que hasta ahora, la arquitectura es para mí, la materia donde se estudia cómo crear aquellas ideas donde interviene el espacio habitable. La mejor manera de llevar a cabo este estudio es reuniendo la mayor cantidad de conocimientos posibles de nuestra sociedad. Y si queremos que estos “estudios de cómo crear” o mejor dicho, “proyectos”, sean eficaces, hay que proyectar respondiendo en cuanto más se pueda a la sociedad. Por eso a veces, hay que olvidarse de la parte artística del proyecto y tener más en cuenta la funcionalidad constructiva y espacial. En cambio hay otras veces que puede prevalecer la maestría artística del arquitecto resultando en proyectos llenos de relaciones simbólicas con la sociedad. De las dos maneras se responde a nuestra civilización. Con un proyecto como el de La Plaza de Toros de San Sebastián de los Reyes, a primera vista, parece que la mejor respuesta es la clásica plaza de toros con una gran cantidad de instalaciones que la convierten en un edificio polivalente y a la vez clásico. Sin embargo, si se profundiza en cómo se puede responder mejor a la sociedad con un edificio como este, a lo mejor, conviene apostar por la funcionalidad. Pero después de un análisis como este, he llegado a darme cuenta de que la genialidad se alcanza fundiendo de la manera más heterogénea posible la ciencia y el arte, tal y como hacia Le Corbusier por las tardes con su arte de las mañanas,y de la misma manera que Rem Koolhaas en su estudio cuando recoge los principios de Le Corbusier y juega con ellos como si de simple entretención se tratara.


martes, 19 de enero de 2010

Borrador del Trabajo B




Mi plaza de toros…
Hasta ahora, la arquitectura es para mí, la materia donde se estudia cómo crear aquellas ideas donde interviene el espacio habitable. La mejor manera de llevar a cabo este estudio es reuniendo la mayor cantidad de conocimientos posibles de nuestra sociedad. Y si queremos que estos “estudios de cómo crear” o mejor dicho, “proyectos”, sean eficaces, hay que proyectar respondiendo en cuanto más se pueda a la sociedad. Por eso a veces, hay que olvidarse de la parte artística del proyecto y tener más en cuenta la funcionalidad constructiva y espacial. En cambio hay otras veces que puede prevalecer la maestría artística del arquitecto resultando en proyectos llenos de relaciones simbólicas con la sociedad. De las dos maneras se responde a nuestra civilización. Con un proyecto como el de La Plaza de Toros de San Sebastián de los Reyes, a primera vista, parece que la mejor respuesta es la clásica plaza de toros con una gran cantidad de instalaciones que la convierten en un edificio polivalente y a la vez clásico. Sin embargo, si se profundiza en cómo se puede responder mejor a la sociedad con un edificio como este, a lo mejor, conviene apostar por la funcionalidad.
Al adentrarnos en la problemática del enunciado nos damos cuenta de que tenemos varios condicionamientos previos que no son variables. Al ser una plaza de toros, el diámetro del ruedo debe de estar entre los 45 y los 60 metros. También tiene que haber una serie de instalaciones y servicios que no tienen mucho más uso que el del evento taurino (corrales, mataderos, toriles, taquillas, etc). Además se pide que la plaza funcione como un edificio polivalente y se puedan celebrar en ella todo tipo de espectáculos de ocio y reuniones de gente con un aforo de 8000 personas como mínimo. Estamos hablando de unas reglas pre-establecidas que casi van a dar forma al edificio y esta forma variará o no dependiendo de las decisiones de proyecto que se tomen. Decisiones que deberán tener algún proceso o estudio detrás que cercioren la coherencia del proyecto.
Metiéndonos en el mundo de las plazas de toros nos damos cuenta de que una plaza de toros es un edificio muy específico y cargado de ornamentación y simbolismo. Se convierte en sí mismo en un símbolo y edificio singular en su entorno. La plaza tendría una altura de entre 15 y 20 metros superando la altura de los edificios a su alrededor y tapando las vistas y el sol de los vecinos. También la plaza se convierte en una barrera de aproximadamente 65 metros obligando a la gente rodear la plaza y separando visualmente un lado del otro alrededor de toda la circunferencia. Esto es al fin y al cabo contaminación urbana. Además, es un edificio con un presupuesto muy alto y se trata de una inversión a largo plazo, con lo cual, una plaza de toros singular, con el paso de los años puede quedar pasada de moda por diferentes razones sociales, políticas, culturales, etc. Y esta resultar siendo además de contaminación urbana, residuo urbano. Con esta observación hecha, es preciso recordar que el metro pasa por al lado de la parcela donde se encuentra la plaza existente y la estación de metro también está a escasos metros. Y es el metro el que me lleva a tener las primeras ideas y tomar las primeras decisiones.
Por la salida del metro sale gente diariamente y lo hará durante bastantes años. La idea de que la gente del metro salga por el edificio de la plaza me vino a la cabeza. Esto implicaría enterrar la plaza de toros para resolver la conexión entre metro y plaza. Este cambio de plano resolvería todos los problemas urbanos que pueden causar la caducada imagen o el abandono de una plaza de toros en la ciudad. Es la misma razón por la que se entierran los metros. La cubierta sirve como espacio urbano. En este caso se convierte en un parque con un hueco desde donde se puede ver el ruedo que llamaré “piscina”. Esta circunferencia que aparece en el nivel del suelo tendrá 45 metros de diámetro. El edificio ya no es aparentemente una plaza de toros desde la calle sino que se trata de un parque completamente diáfano y con caminos peatonales.
La primera idea se ilustra en un dibujo del paisaje de la plaza donde se puede ver una vaga toma de decisiones aunque un proyecto con mucha fuerza. Es una idea que responde, a mi juicio, muy bien a la problemática urbana y da a los vecinos de San Sebastián de los Reyes un nuevo parque en el casco de la ciudad. A la vez permite dar al edificio un nuevo uso ya que el continuo paso de la gente está afianzado gracias a la conexión con el metro. Entonces, la idea de enterrar la plaza a primera vista parece una barbaridad aunque yo apostaré por ese camino. Veamos a que soluciones y herramientas tendré que recurrir para hacer esta idea posible.
Igual que Peter Eisenman en sus primeras casas, la importancia que yo le voy a dar al proceso de diseño del proyecto es fundamental. Al tratarse de mí, un estudiante de arquitectura de tercer año, este proceso va a estar dirigido y producido por mí, pero corregido por mis profesores. Obviamente es un proceso de correcciones de proyecto necesario y que ayudará a mejorar este en todo caso. El proceso, muy académico, consiste en una primera idea que se arquitecturiza poco a poco con las correcciones resultando en un proyecto de tercero.
Teniendo en cuenta el entorno y la situación, debemos tomar algunas decisiones sobre el programa del edificio. Este, además de tener todas las necesidades taurinas y de espectáculo, también tendrá una serie de locales comerciales conectados a la salida y entrada del metro. Recordemos que todo, absolutamente todo estará debajo del nivel del suelo con lo cual nos encontramos con una problemática inicial muy provocadora. Hay que bajar los toros al ruedo, y los corrales deben estar en el nivel del ruedo. Además, el evento del encierro taurino implica la entrada del toro desde la calle al ruedo y esto obliga a que haiga una conexión directa entre calle y ruedo. Los pasos del proceso fueron cruciales para llegar a la proyección de una rampa que comienza a decenas de metros de la plaza en la última calle del encierro. Es una pendiente del seis por cien y hay que salvar alrededor de 15 metros de altura. Una rampa larguísima que al estar en la calle se tiene que tapar cuando no se celebren eventos en la plaza para poder dar funcionamiento al uso de la calle. En el mismo eje y justo al otro lado del ruedo se encuentra la entrada de gente pero esta no llega hasta el ruedo sino hasta la mitad de las gradas.
Al estar enterrado hay que tener el máximo rigor en cuanto a escatimar la cantidad de profundidad. Si el vaso central está enterrado del todo pero los platos perimetrales sólo llegan a la mitad del vaso, esto ahorraría mucho en términos de costos. Los planos de la plaza ganan este rigor a lo largo del proceso del proyecto.
A la hora de decidir cómo debe de ser la distribución espacial de los locales comerciales y el resto de servicios de la plaza me he visto obligado a utilizar una estructura poco compleja y muy simple. Esta tiene que permitir un voladizo de alrededor de 20 metros siendo este una cubierta transitable. Se trata de una serie de vigas radiales que sujetan el voladizo y deberán estar a 5 metros de separación. Estas vigas se iban a sujetar con pilares pero pasaran a sujetarse con muros armados que también sirven de cortinas para separar espacios por su distribución radial y simétrica según el eje de las puertas de la plaza. Como se trata de un elemento enterrado, el alzado se terminará resolviendo como una distribución diáfana de elementos de un parque urbano. La barandilla de la “piscina” también será un elemento importante en el dibujo del alzado. En planta, la forma será la de un círculo con dos cuñas principales (eje de simetría de la estructura) que penetran la circunferencia de la plaza cruzando hasta el ruedo.
Se trata de una propuesta arriesgada en cuanto al jurado del concurso. El gremio taurino es muy conservador en cuanto a al diseño de nuevas plazas de toros. Un enterramiento de esta envergadura tiene que dar a cambio a los propietarios algo más que una solución urbana. El buen funcionamiento y las ganancias de los locales comerciales no son suficiente argumento tampoco para convencer a un jurado tan impenetrable.
Pero hay una evidencia que acompaña al proyecto y podría llegar a convencer al tribunal. Se trataría de una plaza de toros única. Ninguna plaza de toros en el mundo es así. Esto, además de convertirla en un edificio internacionalmente singular, se convierte en una nueva invitación a la sociedad para que conozca el mundo taurino. Una plaza con un parque encima y el ciudadano de a pié se puede acercar a ver el encierro desde el nivel del parque. Esto despertaría muchísimo el interés del público en ir a ver la plaza y a la vez a conocer el espectáculo taurino. Esto implicaría mucha propaganda a favor del evento taurino y dejaría en el tintero una vez más el argumento en contra de los toros gracias al incremento de afición a los toros. Hablamos de un edificio capacitado para celebrar cualquier tipo de espectáculo, situado a escasos metros del aeropuerto de Barajas, y muy cercano a la urbe de Madrid centro. Insisto, un edificio como este, bien resuelto, sería una construcción única que podría llegar a tener mucha importancia en la arquitectura y el urbanismo así como convertirse en un hito. A la vez, enriquece la expectación por el evento taurino. Al fin y al cabo responde a la sociedad dando un parque y consiguiendo la nula contaminación del entorno.Creo que estoy teniendo en cuenta que este proyecto es un proyecto universitario por eso debo intentar tener la máxima libertad creativa dentro de los límites que marca el proyecto. Siento que es una propuesta muy arriesgada que se debe llevar a cabo con mucho rigor para intentar así aproximarme a un resultado eficaz. Creo que al desarrollar ideas arriesgadas y difíciles como esta, y al meterme en un área desconocida para mi, aprehendo sobre todo, un nuevo campo, como es el de enterrar un edificio tan grande como una plaza de toros.




jueves, 17 de diciembre de 2009

ENCUBRIENDO LA ESPECULACIÓN

ENCUBRIENDO LA ESPECULACIÓN

La especulación es una herramienta económica que hoy en día se utiliza para enriquecer al rico y consiste en la obtención de un beneficio económico basado en oscilaciones de los precios. Es una herramienta muy antigua ya que se utiliza desde el Antiguo Egipto para controlar los precios de la comida y no provocar hambrunas. Actualmente esta herramienta ha sido ambiciosamente utilizada y por error ha provocado caminos muy desfavorables para más de la mitad de los países en el mundo. No obstante, la especulación ha financiado muchos de los avances en todos los campos de nuestra civilización. Han sido muchos los mecenas que han podido financiar el arte y la arquitectura gracias a que en su entorno económico se ha utilizado la especulación para generar ganancias.

El interés de las grandes empresas en tener una singular sede o edificio central de cara al público siempre ha ido creciendo. Un clarísimo ejemplo es el Chicago Tribune donde los dueños de un importantísimo diario/periódico de Chicago, en el estado norteamericano de Illinois convocan un concurso pidiendo como sede central el edificio más bello del mundo. Dejando este importante concurso para más adelante, centrémonos en otro concurso muy similar:

Se trata de la adjudicación de un concurso en una parcela de la zona de Azca cuyos propietarios, Unión de Explosivos Río Tinto, S.A., en 1977 pedían el proyecto para la construcción del mayor edificio de oficinas en esa zona. Minoru Yamasaki responde con La Torre Picasso.


Imágenes de la torre Picasso de día y de noche.


ENTORNO

La torre Picasso es identidad de Minoru Yamasaki para Madrid ya que en 1988 su inauguración presenta a esta ciudad la torre más alta de España en su momento y no pasa desapercibida. En Madrid se le aproximan en altura algunas torres de la zona Azca pero simplemente por su altura ya que el diseño de la Torre Picasso es distintivo de su arquitecto. Minoru Yamasaki tiene una cultura diversa que ha recorrido el mundo entero. Su cultura está influenciada por el arte oriental y le atraen las formas escultóricas e incluso singulares en ese lugar.
Si la Torre Picasso hubiera sido construida en una ciudad acostumbrada al rascacielos esta ya no sería un alarde de identidad y pasaría mucho más desapercibida. Incluso sería genérica si se hubiera situado en Seattle donde tenemos dos rascacielos casi iguales: La Torre Rainier y la IBM.


Parcela anterior a la Torre Picasso a la izquierda y a la derecha la torre acompañada de la Castellana en Madrid.



ESTRUCTURA

Tiene una estructura de tubo rígido donde los elementos que soportan las cargas se sitúan a lo largo de la fachada y el núcleo. Esta es una tipología estructural ya típica en los rascacielos que podemos encontrar a lo largo del siglo veinte. Yamasaki decide repartir los esfuerzos en pilares de acero separados lo suficiente para crear huecos donde van las ventanas.La Torre tiene una estructura mixta combinando el hormigón en su base y el acero hasta su parte más alta.


A la izquierda un dibujo de la estructura de la torre mostrando la parte exterior y la parte interior del tubo rígido. A la derecha la estructura de la torre en construcción.

FORMA

Interior

Las plantas generales son completamente diáfanas y en su parte central está situado el bloque de los 18 ascensores, 4 escaleras, cuartos técnicos, baños y un espacio de 120 m2 destinado a una chimenea de subida de los gases procedentes de la red de ventilación de los viales subterráneos de AZCA. En la cubierta, la planta 44, se encuentran las torres de refrigeración y distribución del sistema hidráulico del aire acondicionado. En la planta 45 está la maquinaria de uno de los bloques de ascensores cuyo forjado superior tiene uso de Helipuerto.

Exterior

La fachada cubre la estructura con paneles de aluminio y cristal dispuestos de manera longitudinal en dirección vertical dejando ventanas muy reducidas y separadas por los pilares de la fachada. La fachada está sujetada con un gran arco a los pies de la torre y rematada con una cornisa que recuerda a los capiteles griegos. Hay muchas torres con estas características ya que desde la Escuela de Chicago con arquitectos como Louis Sullivan encontramos el intento de asemejar el edificio a la columna griega.


Vista del exterior y planta de la Torre Picasso.



PROGRAMA

Hablamos de la adjudicación de un concurso para hacer la torre de oficinas más alta de la zona en una época en la que Madrid estaba construyendo su nuevo centro financiero llamado Azca. Fue Minoru Yamasaki el que ganó el concurso teniendo ya la experiencia de haber construido las Torres Gemelas que a su vez también fueron el nuevo centro financiero de Nueva York. Acostumbrado a hacer lugares que crean sensaciones al ser percibidos, Yamasaki, una vez más construye una torre única que le da un toque singularidad a Madrid. Se trataba de hacer una torre de oficinas destinadas a entrar en el proceso especulativo de la economía generando en unos años ganancias para sus propietarios. Minoru Yamasaki acostumbrado a hacer torres de oficinas y emblemáticas recurre a diseñar la torre más alta de España. Esto le asegura que los propietarios vayan a generar ganancias por el único hecho del record de altura. Pero si además de eso multiplicamos casi todo el ancho de la parcela por 45 plantas sobre rasante, no sólo generamos ganancias sino que lo hacemos una vez más gracias a especular el espacio.

Según la relación que tienen estos cuatro componentes de la Torre Picasso podemos fijarnos en varias de las intenciones de Minoru Yamasaki. Se toma la decisión de tapar el programa de la torre con la forma de la fachada exterior siendo esta muy singular. Se busca la verticalidad en la fachada y en la parte de arriba se corona el edificio con una cornisa. Esta búsqueda de la belleza se hace recurriendo a elementos históricos como la columna dórica. Con lo cual tenemos un vestido para la especulación que es la principal característica del programa de la Torre Picasso.
Se puede ya relacionar los componentes de la Torre de manera muy clara:

El programa de la Torre Picasso condiciona la forma y esta a su vez condiciona la estructura. Esta forma limitada es embellecida, vestida o disfrazada para esconder sus inconvenientes y así Minoru Yamasaki aprovecha para incluir su ingrediente estético y darle a la torre, identificación con su arquitecto, identificación con el estilo internacional y singularidad. ¿Cómo se cerciora Yamasaki de que sus ingredientes estéticos para conseguir disfrazar y embellecer la torre son efectivos?

IMPOSICIÓN DE BELLEZA

Dentro de las decisiones respecto a la forma, había varias cosas que son casi coeficientes que nunca cambian en muchas de las obras de Yamasaki. Al tratarse del edificio más alto de España en el momento es indiscutible que el edificio va a ser único y que es apropiado darle una forma simbólica como por ejemplo la columna griega. Hay muchas torres con estas características ya que desde la Escuela de Chicago con arquitectos como Louis Sullivan encontramos el intento de asemejar el edificio a la columna clásica. En cambio, los arquitectos Europeos tenían un pensamiento en contra de la ornamentación y la búsqueda de motivos históricos en sus obras.



Edificio Wainright diseñado por el arquitecto Louis Sullivan


Es Adolph Loos el que enciende la mecha y propone en un concurso donde buscan el edificio más bello del mundo una columna dórica griega que incluso tiene estereóbato en su base. Se piensa que Loos quería poner de manifiesto el fin de lo clásico cumpliendo con las bases del concurso rigurosamente. Pero paradójicamente su diseño de la columna y la aportación de la obra de otros arquitectos del momento dan píe a un estilo que algunos denominan el estilo internacional. Estilo que marca a Minoru Yamasaki en varias obras suyas incluyendo La Torre Picasso.
Pero la Columna del Chicago Tribune no sólo habría sido según Loos el edificio más bonito para esa ciudad sino que también, como pedía el concurso, esta sería la más alta de todo Chicago.
A la izquierda la propuesta de Adolf Loos para el concurso del Chicago Tribune y a la derecha el edificio Home Insurance diseñado por el arquitecto William le Baron Jenney


Si nos metemos en la historia del rascacielos encontramos a quienes muchos denominan al edificio Home Insurance de Chicago por William le Baron Jenney como el padre de los rascacielos. Este edificio busca la verticalidad desesperadamente y no sólo lo consigue sino que se convierte en el manual de la época para hacer un rascacielos. El invento era estructural y se trataba del primer edificio sustentado por un armazón de metal donde se pueden utilizar vigas de acero en vez de muros de piedra para sustentar las cargas. En este edificio también vemos una forma paralepipeda que busca la verticalidad en su fachada, tiene rasgos góticos como los arcos de la base y está coronada con una cornisa con forma de capitel dórico. Tiene muchos rasgos semejantes a la torre Picasso también pero sus diferencias también son destacables.

Minoru Yamasaki no solía ornamentar su arquitectura con ornamentos aunque si utilizaba rasgos góticos en la composición de su arquitectura. Si trazamos la vida de Yamasaki nos damos cuenta de que tiene mucha influencia de la universidad de Chicago ya que ahí estudió pero hace falta destacar también su diversidad cultural. Cuando se divide el estilo internacional entre aquellos que prefieren ornamentar sus edificios y aquellos que prefieren rechazar el ornamento y apostar por los planos verticales y horizontales, no cabe la más mínima duda de que quedan arquitectos indecisos. O mejor dicho arquitectos que utilizaran símbolos clásicos como herramientas en el diseño y estructura de sus edificios. Por ejemplo, no cabe duda que el ensanchamiento de las ventanas en los extremos superior e inferior de las torres gemelas aportan luminosidad a las plantas bajas siendo estas más funcionales y con más luz y a la vez afectan al diseño dándoles ese toque gótico. Pero esto se diferencia de los extremos porque no es ni ornamentación ni rechazo de los símbolos clásicos.

Se puede ver claramente que Yamasaki no ha inventado ningún estilo nuevo y que sus aportaciones o ingredientes estéticos se pueden trazar claramente. En este sentido Yamasaki no era muy innovador con su diseño aunque estaba en la cima en cuanto a tecnología e instalaciones. En estados Unidos son muchos los edificios con las mismas características estéticas que la Torre Picasso y por eso se la podría considerar un ejemplo del copiar y pegar en la arquitectura. Quizás esto le dé muy poca relación con el entorno a la torre aunque tratándose de una torre tan singular, la propia torre le da otra forma al entorno. No cabe duda de que el “skyline” de Madrid se caracteriza gracias a la Torre Picasso.

CONDICIONAMIENTOS

Casi todos los “skylines” entran en un imparable proceso de cambio en el momento en que se comienzan a construir rascacielos. No hay duda alguna que a veces este cambio en el “skyline” es completamente intencionado como en el caso de las Vegas o Dubái aunque otras muchas es simple efecto del crecimiento necesario de la ciudad como en el caso de Madrid. En Chicago y en Manhattan las intenciones de este cambio además de especulativas eran por necesidades de crecimiento y desarrollo.

Fotomontaje que muestra el crecimiento de Las Vegas y Dubai en los últimos años.


En Madrid la Torre Picasso es considerada como bella por los ciudadanos. Son numerosos los fotógrafos y artistas que se acercan a ella para inspirarse o utilizar su imagen. Se le ha permitido ser la Torre más alta de Madrid durante aproximadamente dos décadas y ahora siendo la mitad de alta que las cuatro torres más altas de Madrid, esta se sigue caracterizando de potente y va a seguir pareciendo alta. Sus líneas verticales que acercan la mirada al cielo y la coronan con esa cornisa siguen funcionando de la misma manera que funcionaba par Adolf Loos su perfecta columna dórica en el Chicago Tribune.

Yamasaki no se equivoca recurriendo al arte clásico o específicamente recurriendo a la historia para encontrar en ella herramientas de su diseño. Pero veamos como el programa especulativo de la torre frenó algunas de las ambiciones del arquitecto. ¿Si se trataba de aproximarse a la columna, que es de planta circular, por qué Yamasaki hace una torre con planta casi rectangular? Se podría responder a esto de dos maneras aunque según el programa de la torre debemos escoger una.

Primera: Se trata de darle un aspecto más paralepípedo al edificio. A fin y al cabo, la columna es un elemento clásico puro y muchos jueces de un concurso, con el pretexto de “pasada de moda”, eliminarían la propuesta del arquitecto Japonés si este hubiera presentado una columna tal y como es. En otras palabras: para darle un aire moderno a la torre. Hace falta recordar una vez más que Loos fue eliminado del concurso en Chicago en las primeras rondas.

Segunda: En un cuadrado cabe un círculo incrustado dejando cuatro esquinas a los lados que sólo forman parte del cuadrado. La superficie de una planta circular dentro de una parcela cuadrada es obviamente más pequeña que si esta fuera cuadrada como la parcela. Dentro del cuadrado caben más oficinas y esto se adecúa mejor al programa y gustará mucho más a los inversores que convocan el concurso.

Podemos descartar la primera razón y afirmar entonces que la forma de la planta de la Torre Picasso está condicionada por el programa del concurso. No sólo su apariencia en planta está ya establecida sino que la sección también peca de condicionamientos. Pero esto ya no sería a causa de frenar las ambiciones de Yamasaki sino simplemente del resultado que da la repetición de plantas todas iguales en altura. Muchos rascacielos optan por esta tipología donde la sección resulta bastante poco atractiva aunque una vez más se trata de las necesidades de especulación que tienen sus promotores. ¿Pero por qué no intentar separar un poco más el programa del diseño y que la forma interior y exterior esté así menos condicionada?


ESPECULACIÓN

Creo que ahora con el problema económico mundial podemos ver con lupa lo difícil que es ocupar todas las oficinas de un rascacielos y también lo podíamos ver en 1988 cuando se inauguró la torre Picasso. Torre que fue proyectada en 1974 y tardó hasta 1982 en iniciar su construcción. Torre que muestra su belleza arquitectónica desde el exterior, no obstante, su programa interior completamente especulativo está en duda dentro de la arquitectura contemporánea. Podemos decir que esta joven torre por su edad, no es tan joven en su contexto.

Esta es mi manera de poner en duda la especulación y plantearme si las intenciones ambiciosas de la construcción de una torre debería de estar tan reflejada en la arquitectura y el programa. Al meternos en una sección de la torre Picasso podemos ver la repetición de plantas donde cada planta se convierte en un habitáculo completamente separado del superior. No encontramos ninguna relación espacial por el interior limitando la interactuación entre plantas a las circulaciones. Pongo como ejemplo un rascacielos moderno de Foster. Para el "complejo verde" de Singapur hay proyectado un rascacielos cuya sección repite los pisos pero encuentra relación entre ellos. De alguna manera u otra se disimula esa repetición encontrando y abriendo espacios de relación como dobles alturas, por ejemplo. También está Koolhaas, que es un genio de la sección, y demuestra en casi todos sus proyectos una relación entre plantas que funciona muy bien. Tiene muy clara la idea de sección libre y nos demuestra una y otra vez la importancia de esta y sus ventajas. Parece que poco a poco se busca la desaparición de la especulación dentro de los planos de un rascacielos y que esta no la condicione su diseño.

Sería injusto para que tachemos a Minoru Yamasaki como “pasado de moda” ya que poco a poco la tecnología permite también mucha más flexibilidad con el paso del tiempo. Además y para Madrid, la Torre Picasso fue un edificio muy innovador (en altura principalmente) ya que aquí la rutina de salir a la calle y ver edificios altos no existe.

Para llegar a este despiece de la Torre Picasso he tenido que utilizar y fijarme en varias maquetas conceptuales hechas con el puro fin de aprender a pelar una cebolla. En concreto la cebolla es la Torre Picasso y sus capas serán los diferentes componentes. Llegaría al corazón de la cebolla si comprendiera la torre al cien por cien. Puede ser que sólo el arquitecto de la obra comprenda plenamente cada capa para poder removerse por el corazón de la cebolla.

La primera maqueta se quedaba indiscutiblemente en las primeras capas de la hortaliza. Es más, casi se quedan en la pura cáscara. Se trata de una modelación muy similar a la torre Picasso con líneas verticales negras que hacen de ventanas. Se nota claramente como esa maqueta conceptual no va más allá de lo mismo que ve cualquier persona desde la Castellana.




La segunda maqueta es más explícita a la hora de abstraer componentes de la torre y específicamente pone en evidencia la huella de donde Minoru Yamasaki saca parte de su diseño. Al representarse esta maqueta como una columna dórica sin más, se puede decir incluso que es un objeto algo bello.
Pero es la tercera maqueta la que termina de aislar la composición. Ilustra los componentes de la torre sacándolos de contexto y relacionándolos entre sí para que funcionen de otro modo. Los componentes utilizados son la altura, la esbeltez, el espacio, el hierro, el cristal, la especulación y sus límites de configuración.
Se trata de una competición entre los materiales que forman un rascacielos y lo que logran. El hierro y el vidrio levantan el espacio creando una torre que aumenta su esbeltez si así lo hace su altura. Esto crea la especulación del espacio en altura y lo hace inaccesible a la gente de a pié. El espacio sube de precio. A la vez entra en juego la estabilidad del sistema que tiene sus límites ya que la cantidad de hierro y vidrio que levantan el espacio debe ser racional para que el terreno y la estructura se sostengan.





La verdad es que esta maqueta me hace pensar en el Manhatanismo. Vivir en uno de esos lujosos dúplex de Manhattan quiere decir ser multimillonario. Es más, muchas de la torres están tan especuladas que su "comité de propietarios" deben incluso dar el visto bueno como requisito de vivir ahí. El visto bueno se suele dar dependiendo de los zeros que el nuevo propietario esté dispuesto a mostrar. Y no hablar del número de viviendas y oficinas que deben de estar vacías...

Al emparejar la torre Picasso con el edificio del Banco Pastor de la Castellana, se puede ver como los componentes se purifican y no dependen de agregados a la maqueta para funcionar. Ya no es necesario poner una balanza que relacione todos los componentes como se hace en la tercera maqueta sino que se trata de que los componentes se relacionen por si solos gracias a su composición.


Finalmente expongo la última maqueta conceptual de la torre Picasso y la que se podría considerar además de resultado de un análisis, una herramienta para la investigación. Pone de manifiesto e ilustra la mayor parte de la composición de la torre Picasso. Se abstrae la belleza, la estructura, la especulación, el copiar y pegar, la procedencia y el entorno. Escapando de la verticalidad si se mira desde el lado pero aproximándose a ella si se mira desde arriba. Las agujas dispuestas según la silueta del Estado de Illinois, EEUU, representan la estructura. La columna dórica la belleza y su relación con Adolf Loos. Esta está elevada o especulada más bien del ciudadano madrileño común. La bandera americana por si sola muestra la procedencia de su arquitecto y con él un estilo. Estilo que también tiene varias de sus bases procedentes de Chicago (ciudad de Illinois). Se trata de una torre típica americana traída a Madrid como si se tratara de copiar y pegar y por eso la silueta de Illinois copiada y pegada digitalmente encima de la superficie de Madrid. Finalmente, de fondo, las consecuencias que atrae. Por cada torre así que hay en el mundo desarrollado debe de haber diez o veinte barrios en decadencia.



Cada vez que se enriquecen algunos ricos, se empobrecen muchos pobres. Es indiscutible que deberíamos disolver la barrera que hay entre los ricos y pobres. No cabe duda de que la riqueza mundial está mal distribuida. Por esto concluyo mi crítica a la torre Picasso pidiendo que por favor desparezcan estos trazos de nuestra arquitectura. Creo que está mal descuidar el diseño de nuestras ciudades y que este sea pura causa de la ambición que conlleva a sus promotores. En vez de buscar maneras de disfrazar la especulación se debería dejar desnuda y que la forma ya no esté tan condicionada por el programa. Así nos daremos cuenta mucho antes, de que el instrumento económico de la especulación, ambiciosamente usado, nos lleva a destrucción y demolición.

Bibliografía de referencia:

Sitio web oficial de la Torre Picasso: www.per-gestora.com
Sitio web oficial del estudio de Minoru Yamasaki: http://www.yamasakiinc.com/
Enciclopedia abierta a internautas: http://www.wikipedia.org/
Foro sobre arquitectura: http://www.skyscrapercity.com/
Foro sobre arquitectura: http://www.soloarquitectura.com/
Foro sobre arquitectura: http://www.urbanity.es/

Libro:
“Rascacielos”, Herbert Wright, Edición: Philip de Ste. Croix, Editorial: Parragon Books ltd.

miércoles, 16 de diciembre de 2009

El Plano Horizontal


El plano horizaontal más que una superficie geométrica es una matemática creada para poder comprender y usar nuestro medio: el espacio.

jueves, 12 de noviembre de 2009


El arte de las estructuras es como y donde colocar los agujeros

Creación de imagen artificial


La artificialidad sale a la luz cuando deformamos el ritmo y la forma de la naturaleza.

martes, 10 de noviembre de 2009

Continuacion trabajo torre picassso (parte 2)

Esta maqueta se me ocurrió en la busca de una metáfora visual para la Torre Picasso. Intento ilustrar de algún modo los componentes de la torre Picasso sacándolos de contexto y relacionándolos entre sí para que funcionen de otro modo. Los componentes que he utilizado son la altura, la esbeltez, el espacio, el hierro, el cristal, la especulación y sus límites de configuración.

Se trata de una competición entre los materiales que forman un rascacielos y lo que logran. El hierro y el vidrio levantan el espacio creando una torre que aumenta su esbeltez si así lo hace su altura. Esto crea la especulación del espacio en altura y lo hace inaccesible a la gente de a pie. El espacio sube de precio.A la vez entra en juego la estabilidad del sistema que tiene sus límites ya que la cantidad de hierro y vidrio que levantan el espacio debe ser racional para que el terreno y la estructura se sostengan.

La verdad es que esta maqueta me hace pensar en el Manhatanismo. Vivir en uno de esos lujosos dúplex de Manhattan quiere decir ser multimillonario. Es más, muchas de la torres están tan especuladas que su "comité de propietarios" deben incluso dar el visto bueno como requisito de vivir ahí. El visto bueno se suele dar dependiendo de los zeros que el nuevo propietario esté dispuesto a mostrar. Y no hablar del número de viviendas y oficinas que deben de estar vacías...

Creo que ahora con el problema económico mundial podemos ver con lupa lo difícil que es ocupar todas las oficinas de un rascacielos y también lo podíamos ver en 1988 cuando se inauguró la torre Picasso. Torre que fue proyectada en 1974 y tardó hasta 1982 en iniciar su construcción. Torre que muestra su belleza arquitectónica desde el exterior, no obstante, su programa interior completamente especulativo está en duda dentro de la arquitectura contemporánea. Podemos decir que esta joven torre por su edad, no es tan joven en su contexto.

Esta es mi manera de poner en duda la especulación y plantearme si las intenciones ambiciosas de la construcción de una torre debería de estar tan reflejada en la arquitectura y el programa. Al meternos en una sección de la torre Picasso podemos ver la repetición de plantas donde cada planta se convierte en un habitáculo completamente separado del superior. Pongo como ejemplo un rascacielos moderno de Foster. Para el "complejo verde" de Singapur hay proyectado un rascacielos cuya sección repite los pisos pero encuentra relación entre ellos. De alguna manera u otra se disimula esa repetición encontrando y abriendo espacios de relación como dobles alturas, por ejemplo.

Koolhaas es un genio de la sección y demuestra en casi todos sus proyectos una relación entre plantas que funciona muy bien. Tiene muy clara la idea de sección libre y nos demuestra una y otra vez la importancia de esta y sus ventajas. Globalizando lo estudiado y leído sobre arquitectura estos meses llego a esa conclusión en este tema. Poco a poco se busca la desaparición de la especulación dentro de los planos de un rascacielos y que esta no la condicione su diseño.
Se ha producido un error en este gadget.