martes, 10 de noviembre de 2009

Continuacion trabajo torre picassso (parte 2)

Esta maqueta se me ocurrió en la busca de una metáfora visual para la Torre Picasso. Intento ilustrar de algún modo los componentes de la torre Picasso sacándolos de contexto y relacionándolos entre sí para que funcionen de otro modo. Los componentes que he utilizado son la altura, la esbeltez, el espacio, el hierro, el cristal, la especulación y sus límites de configuración.

Se trata de una competición entre los materiales que forman un rascacielos y lo que logran. El hierro y el vidrio levantan el espacio creando una torre que aumenta su esbeltez si así lo hace su altura. Esto crea la especulación del espacio en altura y lo hace inaccesible a la gente de a pie. El espacio sube de precio.A la vez entra en juego la estabilidad del sistema que tiene sus límites ya que la cantidad de hierro y vidrio que levantan el espacio debe ser racional para que el terreno y la estructura se sostengan.

La verdad es que esta maqueta me hace pensar en el Manhatanismo. Vivir en uno de esos lujosos dúplex de Manhattan quiere decir ser multimillonario. Es más, muchas de la torres están tan especuladas que su "comité de propietarios" deben incluso dar el visto bueno como requisito de vivir ahí. El visto bueno se suele dar dependiendo de los zeros que el nuevo propietario esté dispuesto a mostrar. Y no hablar del número de viviendas y oficinas que deben de estar vacías...

Creo que ahora con el problema económico mundial podemos ver con lupa lo difícil que es ocupar todas las oficinas de un rascacielos y también lo podíamos ver en 1988 cuando se inauguró la torre Picasso. Torre que fue proyectada en 1974 y tardó hasta 1982 en iniciar su construcción. Torre que muestra su belleza arquitectónica desde el exterior, no obstante, su programa interior completamente especulativo está en duda dentro de la arquitectura contemporánea. Podemos decir que esta joven torre por su edad, no es tan joven en su contexto.

Esta es mi manera de poner en duda la especulación y plantearme si las intenciones ambiciosas de la construcción de una torre debería de estar tan reflejada en la arquitectura y el programa. Al meternos en una sección de la torre Picasso podemos ver la repetición de plantas donde cada planta se convierte en un habitáculo completamente separado del superior. Pongo como ejemplo un rascacielos moderno de Foster. Para el "complejo verde" de Singapur hay proyectado un rascacielos cuya sección repite los pisos pero encuentra relación entre ellos. De alguna manera u otra se disimula esa repetición encontrando y abriendo espacios de relación como dobles alturas, por ejemplo.

Koolhaas es un genio de la sección y demuestra en casi todos sus proyectos una relación entre plantas que funciona muy bien. Tiene muy clara la idea de sección libre y nos demuestra una y otra vez la importancia de esta y sus ventajas. Globalizando lo estudiado y leído sobre arquitectura estos meses llego a esa conclusión en este tema. Poco a poco se busca la desaparición de la especulación dentro de los planos de un rascacielos y que esta no la condicione su diseño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.